viernes, enero 11, 2008

Tristeza

La tristeza, ese profundo y absurdo sentimiento,

ese dolor tan hondo que nos ahoga el pecho,

que nos hace llorar, por lo que fue y no ha sido,

por lo que es y no será.

Ese ardor que nos sube por los huesos

y nos sale en las lágrimas saladas,

saladas, por ese sufrimiento,

por ese ardor,

por ese sentimiento.

Y el cuerpo se convierte en cielo

cuando las lagrimas son lluvias

que mojan nuestro cuerpo,

haciendo que en la tierra florezcan nuevos besos,

rojos como la sangre,

ligeros como el viento.

No hay comentarios: