viernes, enero 11, 2008

Tristeza

La tristeza, ese profundo y absurdo sentimiento,

ese dolor tan hondo que nos ahoga el pecho,

que nos hace llorar, por lo que fue y no ha sido,

por lo que es y no será.

Ese ardor que nos sube por los huesos

y nos sale en las lágrimas saladas,

saladas, por ese sufrimiento,

por ese ardor,

por ese sentimiento.

Y el cuerpo se convierte en cielo

cuando las lagrimas son lluvias

que mojan nuestro cuerpo,

haciendo que en la tierra florezcan nuevos besos,

rojos como la sangre,

ligeros como el viento.

Vida

Es tan difícil ser y no ser,

Querer y no saber,

Estar, y no amar,

vivir como muriendo,

pensar pero sintiendo,

tener, pero anhelando,

llorando,

ocultando este sentir vivir – muriendo,

queriendo sin querer,

lo no querido…

Mas a pesar de todo, seguir siendo,

seguir queriendo, seguir estando,

seguir viviendo, seguir teniendo,

anhelando, seguir llorando.

Esperando el final,

sin saber si he existido,

o si esto ha sido

tan sólo un recorrido

visto a través de un ventanal sin vidrios.

Recuerdos



Yo no sé lo que piensas, yo no sé lo que sientes,

lo que sé es que te pienso, que te siento,

y que además te sueño y te imagino.

Solo sé, que cuando no estás conmigo,

estás conmigo, porque estás en mi mente

e incluso hablo contigo, con mi imagen de ti,

(con mi recuerdo).

Solo sé que te vas, pero te quedas,

aunque no quieras y aunque no lo quiera

Te quedas y te quedaras por siempre

Y es que en mi corazón no existen puertas ni ventanas,

y es que mi corazón no tiene huecos

por donde pueda salir tu amor corriendo,

por donde puedas escaparte, con mi imagen de ti,

(con mi recuerdo).

por eso te quedas…

aunque no quieras y aunque no lo quiera.